La existencia del poblado de Coma-sema se remonta a la época prehistórica Mallorquina tal y como lo testimonia la existencia de un monumento Megalítico.

el Talaiot que según los estudios de la “Societat Arqueològica Lul·liana” lo sitúan 2.000 AC.

Las primeras referencias históricas que aparecen de la finca datan de la época de la conquista de Jaime I en 1229 donde su primer propietario fue Nuño Sanz.

La Finca se encuentra en uno de los lugares más agrestes y privilegiados de la Sierra Septentrional de Mallorca, la Sierra de Tramuntana, declarada por la UNESCO desde el año 2011 patrimonio de la Humanidad en la categoría de Paisaje Cultural, por lugares tan emblemáticos como Orient.

Gracias a las litografías extraídas de uno de los tomos de la obra “Die balearen in wort und bild” (1884) del aristócrata austriaco el archiduque Ludwig Salvator (1847 – 1915) podemos hacernos una idea de como era en aquella época la orografía de la finca y sus secretos mejor guardados.